En 1972 la familia Vives Restrepo llegó a vivir a la casa que se encontraba en lo que hoy es Gaira Café, para 1995 los hermanos Vives ya hacían parte de la vida artística y necesitaban espacio para ponerle piso a sus sueños, así que compraron la casa contigua a la de sus padres donde Carlos Vives empezó a producir uno de los clásicos de la televisión colombiana junto a un grupo de actores que participaban en un night show en el que actuaba Guillo Vives: La Tele. También era el sitio de ensayo de uno de las agrupaciones más importantes del país: La Provincia, meca del sello musical de Carlos Vives, Gaira Música Local, que se enfoca en redescubrir los sonidos de nuestra tierra.

Guillo Vives viajó a New York a estudiar teatro pero su experiencia en la capital del mundo le despertó interés por la comida y los restaurantes; dedicó entonces dos años al arte, la cultura y a prepararse para empezar a dar forma a su quimera de juventud. De regreso a Colombia remodela el único garaje que quedaba disponible en la antigua casa y con la ayuda de su hermano abre por primera vez Gaira Café, en agosto de 1998.

Los primeros clientes fueron los actores que visitaban la casa donde se grababa La Tele: Martín de Francisco, Santiago Moure, Óscar Borda, Manuel Busquets, Rafa Uribe, Katy Sáenz, Isabela Santodomingo, entre otros, que hicieron que la gente identificara el lugar como el “Café de los Artistas”.

Guillo Vives con el apoyo de su madre, doña Araceli Restrepo de Vives, conforma su equipo de cocina e inicia el rescate de Los Sabores del Alma y la diversidad gastronómica colombiana (herencias españolas, criollas, chinas, africanas, norteamericanas árabes, etc…), así como la exploración de recetas caseras y tradicionales de nuestra cultura, concepto inspirado en el sello musical de Gaira.

Desde entonces, Gaira Café se ha enfocado en darle estatus y valor a la cocina colombiana, sus platos, técnicas y diversidad. El pasado, presente y futuro de nuestra gastronomía, toda una experiencia en la que siempre rescatamos #LosSaboresDelAlma de Colombia para el mundo.